Marcado el mayor atún en la segunda jornada de la GGTR en Blanes, a pesar del mal tiempo

La tramuntana complica la salida de puerto y solo 9 embarcaciones se hacen a la mar
Fondeo alterado por las condiciones climatológicas. Los equipos siguen picando a pesar de las dificultades con el mar de fondo
La jornada finaliza con un total de 10 marcajes.
Esquitx el equipo con más marcas del día, entre ellas, una marca electrónica en un atún de 184cm.

 

Domingo, 13 de Mayo de 2018. Port de Blanes

¡Al mal tiempo, buena tuna! Después de una noche lluviosa en Blanes, el día amanece frío y con una fuerte tramuntana que provoca dudas en la salida de los equipos. Después de la reunión de patrones, algunos deciden volver a su puerto de origen, otros retardan la salida y 7 valientes se aventuran y se hacen a la mar.

Así, con un mar de fondo significativo, empiezan las sorpresas más matutinas. Primera picada, antes de las 9h, de la mano de la tripulación del Esquitx, a la que le sigue una brava Angelita con dos picadas y marcadas con tan solo media hora de diferencia. Parece que hoy la suerte les acompaña.

El ritmo no para y treinta minutos más tarde Esquitx repite con un segundo ejemplar marcado de manera convencional al que se suma, sobre las 10:30h, el de Blavis, con metro y medio de envergadura.

Equipo Esquitx midiendo el atún, antes de marcarlo y liberarlo

A media mañana dos embarcaciones, a pesar del cielo amenazante, se suman al resto: Nordkapp y Renate Primer. Los chicos de Airens entran en combate, consiguiendo la primera marca de sus dos de este día. Pero el mal tiempo no juega a favor para algunos equipos que terminan sus picadas sin suerte, como el Mel-kart o el Rocassa, equipo local blanense, que después de un combate con incertidumbre, ve finalmente aflorar a la superficie un enorme Pez Luna.

El equipo Rocassa captura un enorme Pez Luna

El cielo amenaza tormenta inminente. Los equipos van acortando su distancia, y el fondeo se complica con un viento de garbí que sopla fuerte.

Esquitx toma el protagonismo cuando no han tocado ni las 12h del mediodía, al llegar una picada que apunta maneras en el combate; podría tratarse de un atún de marca electrónica. El equipo científico, desafiando las pronunciadas olas a bordo de su zodiac, a una milla de la embarcación, se acerca veloz para supervisar el que finalmente se convertirá en el segundo marcaje electrónico de la prueba de Blanes y la captura más grande de la manga, con 184cm.

Mientras vemos como algunos equipos no quieren aventurarse más en plena tormenta y empiezan su retirada dirección a puerto, los que restan en su zona de pesca tienen oportunidades. Es el caso de Esquitx, que aún repite un cuarto y último atún marcado que sobrepasa el metro y medio. Pasado el mediodía y la puntual tormenta, el mar entra en una increíble calma bajo el sol. Momento para disfrutar de un descanso a bordo y dejarse sorprender por los últimos atunes.

A las 5 de la tarde tan solo queda un equipo, el Airens, el último en levantar fondeo y regresar a puerto con un total de tres marcajes anotados. Una vez en puerto y tras entregar los kits de marcaje, les espera un cansado regreso a sus correspondientes puertos base, repartidos por todo el litoral catalán.

En tres semanas dará comienzo la segunda manga de la Garmin Great Tuna Race, en el puerto de Garraf.

¡Allí nos veremos!

1 Comment
  • Martha Ospina

    17 de mayo de 2018 at 05:40 Responder

    FELICITACIONES AL ESQUITX POR SU PERSEVERANCIA Y COMPROMISO.

Post a Reply to Martha Ospina Cancel Reply